domingo, 29 de marzo de 2015

Bizcocho marmolado

Bizcocho marmolado

El bizcocho marmolado, bizcocho amarmolado o bizcocho mármol es uno de los grandes clásicos de los bizcochos caseros. Es un bizcocho en el que añade cacao a la mitad de la masa, mezclándo en el molde de forma irregular las dos masas, la que lleva cacao y la masa sin cacao, de modo que al cortarlo se aprecie un efecto veteado similar a las irregularidades de color del mármol. Un bizcocho muy sencillo de realizar pero con una aspecto muy bonito y llamativo en el corte.

Bizcocho marmolado

Para elaborar este bizcocho se suele emplear un molde alargado de plum cake, pero si no tenemos se puede hacer en uno redondo.


Ingredientes
  • 125 gramos de mantequilla.
  • 200 gramos de azúcar.
  • 4 huevos.
  • 75 ml. de leche.
  • 250 gramos de harina.
  • Medio sobre de levadura de repostería (unos 8 gramos).
  • 20 gramos de cacao en polvo.
  • Un pellizco de sal.

Bizcocho marmolado
Preparación

Sacar la mantequilla de la nevera con un poco de antelación para que se ablande.

Preparar un molde alargado (el mío es de 30 centímetros) untándolo con mantequilla y espolvoreando un poco de harina o bien forrándolo con papel de horno.

Poner en un bol la mantequilla junto con el azúcar. Batir con unas varillas (mejor eléctricas) hasta que esté espumoso.

Añadir los huevos de uno en uno y continuar batiendo.

Incorporar la leche y batir bien.

Poner en otro recipiente la harina, un pellizco de sal y la levadura y mezclar un poco. Tamizar.

Añadir la harina tamizada a la primera mezcla.

Mezclar bien con una espátula de silicona y movimientos envolvente de abajo a arriba.

Separar la masa en dos mitades de más o menos el mismo peso pasando la mitad a otro bol. Como hay unos 900 gramos de mezcla cada mitad será de unos 450 gramos. No hace falta que la división sea muy precisa, puede hacerse a ojo.

Añadir el cacao en polvo a una de las dos mitades y mezclar bien.

Verter la mitad de la masa de chocolate en el molde. A mí me gusta apoyar un lado largo del molde en la tabla de cortar, de modo que quede un poco inclinado y sólo se llene la mitad del molde. Verter la mitad de la masa sin cacao en el molde. Yo procuro ponerla en la franja que quedaba libre. Se trata de que no quede distribuido de forma muy uniforme. Verter la otra mitad de la masa de chocolate y por último la otra mitad de la masa sin chocolate.

Con el mango de una cuchara de madera o similar (yo empleo muchas veces la misma espátula de silicona con la que mezclo la masa) vamos a mezclar un poco las dos masas que que el efecto de mármol quede más vistoso. Para eso la hundimos hasta el fondo en un extremo del molde y vamos trazando como unos dientes de sierra, de modo que las dos masas se mezclen un poco más de manera poco uniforme.

Espolvorear si se desea la superficie con una cucharada de azúcar.

Mientras preparamos la masa precalentar el horno a 180 gramos.

Poner el molde con el bizcocho en la parte central del horno.

Hornear durante 40-50 minutos hasta que al pinchar con un palillo en el centro salga seco. No abrir la puerta del horno durante los 30 primeros minutos para evitar que se baje. A mí me gusta cocerlo los 10 primeros minutos con calor sólo abajo y luego ya poner calor arriba y abajo.

Cuando esté cocido sacar el bizcocho del horno y colocarlo sobre una rejilla. Dejar reposar 10 minutos y sacar el bizcocho del molde. Dejarlo sobre la rejilla hasta que se enfríe del todo.

Servir cortado en rebanadas.

Bizcocho marmolado

Versión con aceite

Me gustan mucho los bizcochos elaborados con aceite. La mantequilla da un sabor fantástico, pero a mí me parece que con aceite salen más ligeros y sobre todos tienen mucho menos colesterol. Lo que suelo hacer es sustituir la mantequilla de la receta por la misma cantidad de aceite de oliva suave (también se puede usar girasol). En realidad se debería tener en cuanta que la mantequilla tiene algo más del 80% de grasa y el aceite el 100% para adaptar la cantidad de aceite, pero el resultado es bueno así que sustituyo uno por otro sin más. Para esta receta sería 125 ml. de aceite.

En el caso de preparar el bizcocho con aceite cambia el orden en el que se ponen los ingredientes. Primero se baten los huevos con el azúcar y luego se añade el aceite y la leche. Cuando está todo bien mezclado se continúa añadiendo la harina y el resto del proceso de la misma forma que en la versión original.

Bizcocho marmolado

No hay comentarios:

Publicar un comentario