domingo, 5 de febrero de 2017

Crema de cacao y avellanas

Crema de cacao y avellanas

Cuando era pequeña me encantaba la crema de cacao y avellanas. Reconozco que todavía me sigue gustando mucho, y de vez en cuando al hacer la compra picamos y compramos un tarro. La versión casera de esta crema es muy sencilla de preparar. La receta nos la daba ya el anuncio de la crema de cacao que acompañó nuestra infancia. ¿Os acordáis? Leche, cacao, avellanas y azúcar, .... Eso sí las proporciones de nuestra crema de cacao y avellanas casera difiere bastante de la comercial, la nuestra lleva mucha más avellana y mucho menos azúcar. El resultado es una crema riquísima, con un sabor a avellana mucho más pronunciado que la comprada, brutal.

Crema de cacao y avellanas

La textura de la crema no queda tan lisa como la comercial, se nota un poco el granillo de la avellana. No molesta al comerlo, pero a los peques de la casa es probable que les resulte un poco raro.

Se conserva en perfecto estado en la nevera durante una semana.


Ingredientes
  • 125 gramos de avellanas sin tostar.
  • 125 gramos de chocolate de cobertura.
  • 150 ml. de leche.
  • Una cucharada sopera de miel suave.
  • Una cucharada sopera de aceite de sabor suave, girasol por ejemplo (opcional).

Preparación

Poner las avellanas extendidas en una bandeja de horno. Tostarlas en el horno precalentado a 150 grados durante 10-15 minutos, hasta que se doren, removiéndolas un par de veces para que se tuesten por igual.

Eliminar la piel que recubre las avellanas. Se hace muy bien frotándolas con un paño.

Poner las avellanas en un robot de cocina, picadora o batidora potente. Triturar las avellanas hasta obtener una pasta lisa.

Habitualmente cuando molemos frutos secos intentamos que no suelten el aceite, de modo que consigamos una harina suelta y no se forme una pasta, pero en esta ocasión nos da igual. No pasa nada porque al triturar las avellanas queden convertidas en pasta de avellana.

Se puede añadir una cucharada de aceite suave (de girasol, por ejemplo) para facilita el triturado, aunque al estar calientes sueltan fácilmente el aceite y se trituran bien.

Fundir el chocolate lentamente al baño María o en el microondas.

Añadir el chocolate a la pasta de avellanas y continuar triturando hasta que esté bien mezclado.

Poner la leche y la miel en un cacito o en un recipiente que pueda ir al micro. Calentar hasta que comience a hervir.

Añadir la leche caliente a la mezcla de avellanas chocolate y mezclar hasta que esté bien integrado. Al terminar de batir la crema tiene una textura muy líquida, pero espesará al enfriar.

Poner la crema en un recipiente hermético y guardar en la nevera.

Se conserva en buen estado una semana en la nevera.

Crema de cacao y avellanas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada