sábado, 24 de noviembre de 2012

Brownie de chocolate con nueces

Brownie de chocolate con nueces

El brownie es un pastelito de chocolate muy popular en la gastronomía de Estados unidos. Su nombre significa algo así como marroncito (brown en inglés significa marrón) y procede del color marrón del chocolate. Es un bizcocho de chocolate sin levadura muy tierno y compacto, caracterícas que se consiguen principalmente debido a su alto contenido en azúcar y mantequilla. La mayor parte de las recetas incorporan frutos secos en sus composición. En las versiones americanas es frecuente usar nueces pacanas, aunque muchas veces se sustituyen por nueces normales.

Por su alto contenido en chocolate es un postre ideal para los que como yo somos adictos al chocolate.

Se cree que los browies fueron creados inicialmente por un cocinero que olvidó añadir levadura mientras hacía un pastel de chocolate. Sea como sea lo cierto es que fueron un descubrimiento genial. Todo un éxito.

Brownie de chocolate con nueces

Es muy típico servirlos calientes (o con salsa de salsa de chocolate caliente) acompañados de helado. Es lo que normalmente se denomina brownie à la mode

Existen multitud de recetas del brownie. La mayoría de ellas incorporan frutos secos (frecuentemente nueces pacanas o de la variedad que sea), aunque también se encuentran recetas que continen rellenos de otro tipo:chocolate, butterscotch (una especie de toffee crujiente), mantequilla de cacahuete, etc. La rceta que he seguido en esta ocasión está sacada del libro Postres de Larousse. El resultado es perfecto.

Brownie de chocolate con nueces
Ingredientes
  • 125 gramos de mantequilla.
  • 75 gramos de chocolate negro amargo (yo he empleado Nestlé Postres)
  • 2 huevos
  • 150 gramos de azúcar en polvo (puede emplearse azúcar normal).
  • 60 gramos de harina tamizada.
  • 100 gramos de nueces pacanas (peso una vez peladas). Pueden sustituirse por nueces.

Preparación

Partir el chocolate en trocitos y derretir lentamente en un cazo al baño María sin que el chocolate sobrepase los 40 ºC. También puede fundirse en el microondas, que para mí es la forma más fácil de hacerlo. Para ello poner el chocolate en un recipiente apto para el microondas (a mi me gusta emplear un bol de pyrex). Programar 2 mintuos a media potencia. Una vez finalizado el tiempo sacar el bol y remover con una cuchara de madera o una espátula de silicona. Dependiendo de la cantidad de chocolate puede que todavía no haya comenzado a fundirse. Compruebar de todos modos su estado, puesto que la tensión superficial hace que el chocolate conserve mucho tiempo su forma aunque esté bastante derretido. Volver a ponerlo en el microondas. A partir de este momento programadremos intervalos de medio minuto. Al finalizar se casa del micro y se remueve de nuevo. Remover bien (no dar simplemente un par de vueltas) para que el calor se distribuya por todo el chocolate y ayude a fundirlo sin necesitar mucho calor. Cuando los trozos que quedan son pequeños es fácil que se derrita completamente si seguimos dando vueltas. De este modo evitamos que esté demasiado tiempo en el micro y se pueda quemar.

Cortar la mantequilla en pedazos pequeños y fundirla. Al igual que el chocolate puede fundirse en el microondas, programando pequeños intervalos con poca potencia (medio minuto) y comprobando su estado al acabar cada uno de ellos. No programes un rato demasiado largo sin vigilarlo puesto que podría quemarse. Cuando esté casi derretida prueba a dejarla dentro del microondas sin volver a encender, de modo que termine de derretirse con el calor residual.

Dejar entibiar el chocolate y la mantequilla fundidos.

Mezclar el chocolate y la mantequilla.

Mezclar los huevos y el azúcar en un bol. Añadir la preparación a la mezcla de chocolate y mantequilla hasta que esté completamente mezclado.

Mezclar la harina y las nueces partidas en trozos grandes. Añadir a la mezcla de chocolate, removiendo suavemente con una cuchara de madera.

Verter la preparación anterior en un molde. Yo empleo un molde de silicona alargado. Tiene la ventaja de que es antiadherente y no hace falta engrasarlo, pero el mío no es muy fuerte y tiende a abrirse por el centro, por lo que el brownie pierde un poco la forma. Con este molde queda un poco más alto de lo habitual en el brownie, así que lo parto en rebanadas, como un bizcocho. Si se hace en un molde con más superficie (por ejemplo uno de 20x20) quedará más plano y se podrá cortar en los cuadraditos habituales. Si el molde no es de silicona es conveniente untarlo con mantequilla antes de llenarlo con la mezcla.

Cocer en el horno precalentado a 180 ºC durante unos 30 minutos (al pinchar con una aguja saldrá húmeda, puesto que con el calor el chocolate del interior estará fundido).

Desmoldar una vez frío.

Servir cortado en rebanadas o en cuadrados acompañado de salsa de chocolate caliente, helado (preferentemente de vainilla) o simplemente solo. ¡Está delicioso!

Brownie de chocolate con nueces

4 comentarios:

  1. Jo, menuda pinta que tiene tu brownie, se ve súper jugoso... ñam!

    ResponderEliminar
  2. se puede hacer sin nueces que no me gustan las nueces ??? XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La receta más tradicional del brownie se hace con nueces, en concreto con nueces pecanas, pero si no te gustan se pueden sustituir sin problema por otro fruto seco: pistacho (queda muy vistoso de color), almendras, avellanas, el que más te guste.

      Eliminar
  3. Mmmm, qué bueno! Tiene buena pinta, lo único es que por ejemplo para un cumpleaños tendría que hacerse con otro molde o con ese mismo pero hacerle alguna cobertura o decoración para que quede mejor presentado no?

    ResponderEliminar